Event

YO NO SOY EL REY LEAR: UN LIBRO COMPLICADO Y UN GRAN RETO ACTORAL

Details

La producción de Libellux Productions “Yo no soy el Rey Lear”, del español Manuel Angel Conejero, presentada en el mes de abril 2018 en el Producers Club Theaters, en el distrito teatral de Nueva York, tuvo connotaciones muy prometedoras antes de su estreno. Basada en un drama moderno del español Manuel Angel Conejero, catedrático de Filologia inglesa, actor y dramaturgo, es rector de la Fundación Shakespeare de España; por lo tanto, un especialista en el tema Shakespeare. Su obra, aunque compleja en su concepción, tiene muchos elementos de alto valor teatral. Se trata de ubicar al atribulado Rey Lear, despojado de sus bienes terrenales y de sus hijas, tratando de rehacer su vida en nuestros días, acompañado de su amante bufón, un personaje extemporáneo y alegre – el compañero ideal para un ser que lo ha perdido todo.

Conejero satisface esa audiencia actual, ávida de relaciones de un mismo sexo, donde el personaje central es el que logra escaparse de su rol normal de rey y padre, para encontrar al compañero ideal que lo satisfaga tanto en la parte física como en la intelectual. Pero el peso de lo que deja atrás parece atribularlo duramente, y esa felicidad que perseguía y que aparentemente ha logrado atrapar en su huída hacia un mundo mejor, no la logra a plenitud. La obra se torna en una constante lucha con el pasado del Rey Lear que –despojado de su reino– goza de esta nueva alternativa en que se encuentra, aunque tenga sus dudas de que lo logrado con su nueva vida y su nueva pareja, no parece satisfacerlo por completo. En ciertos momentos es el Rey que expresa nostalgias de su vida anterior y en otros es el padre que extraña a sus hijas.

El venezolano Luis Alberto García fue un Rey Lear que jugó bien esos momentos de nostalgia por haber sido despojado de su corona y de su familia, aunque no con la fuerza necesaria de un ser que lo tuvo todo. Hubo momentos que le faltó esa garra del actor que deja marcada la fuerza de su personaje. El peruano Sebastián Stimman, el bufo, sí se tomó su personaje en serio y llevó con mucho acierto el ritmo de esta tragedia entre la vida y la muerte. Y cuando le toca cambiar de personaje y encarnar por unos minutos al Rey Lear es cuando notamos la falta de fuerza de Luis Alberto García. Stimman nos mostró un verdadero Rey Lear, con la fuerza de un rey acostumbrado a manejar su autoridad pese al haber caído en desgracia.

La dirección del colombiano Jhon Franch fue efectiva en cuanto al complicado diseño de movimiento y ritmo de la obra, aunque no se detuvo a extraerle a García toda la fuerza requerida para un Rey Lear. Tal vez la exuberancia y los acertados momentos actorales de Sebas Stimman lo hayan distraído demasiado. No obstante, anotamos que la obra de Conejero es un tremendo reto y tanto los actores como los directores deben de tener un conocimiento esencial de la obra de Shakespeare para entender la problemática que se expone, así como la personalidad compleja de los personajes que inmortalizara la pluma de Don William Shakespeare, el dramaturgo inglés que admiraba tanto a su contemporáneo, Don Miguel de Cervantes Saavedra.

Le deseamos a LibelluX Productions mucho éxito en su propósito de presentar una nueva alternativa artística en el teatro hispano de Nueva York, tanto con obras en inglés como en español y recorrer centros teatrales dentro de los Estados Unidos de América. Es una tarea de titanes que esperamos lo logren a plenitud. La meta es difícil pero no imposible. Hace 50 años Nueva York sólo disfrutaba del teatro en español ofrecido por compañías que nos visitaban de países de habla española. Hoy Nueva York y sus alrededores goza de un teatro que crece en cantidad y calidad a una altura que no tiene que envidiarle a ninguna capital de habla hispana su gran calidad, con actores, directores y productores que residen en la ciudad y sus alrededores.

Did you like this? Share it:

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login