Event

Las 1001 noches

Details

La misión de Anacaona theater es muy clara; la de ofrecer oportunidades a personas que quieran indagar en las artes escénicas sin importar su experiencia o previo entrenamiento. Esto es notable en la reposición de su anteriormente exitosa producción de Las Mil y una noche: cuentos de amor en el corredor de la muerte.

La revista musical que narra various cuentos del famoso libro con el mismo nombre nos deleita con un hermoso vestuario que no tiene nada que envidiar a otras compañías con más trayectoria en nuestra ciudad. El uso de piezas compradas y mezclarlas con vestuario original confeccionado por Erika Reyes y Yanelis Ramírez es una buena mancuerna.

Las coreografías fueron un poco básicas en mi opinión. Estas no fueron interpretadas por bailarines, algo que se notó en escena ya que les faltaba un poco de coordinación durante los bailes en grupo. Luego fue reiterado por su director Edu AL final de la presentación, donde nos informo que tuvieron que aprender a bailar y balancear espadas y bandejas. Pero lo anterior no le quita validez al concepto de la producción en general.

Janelis

Durante la función también hubieron momentos de gran éxito que resaltaron en la noche. No solo visualmente sino por su virtuosa ejecución artística. Entre ellos, la Morgiana de Lilian Reyes, quién nos deleitó con una enigmática danza mientras balanceaba una espada en su cabeza. Otra de las integrantes del grupo Ana

Ana Lorena

Lorena Mejia, nos brindó una magistral interpretación de Zaynab una seductora bailarina. Ella nos es extraña a las tablas y es obvio en su despliegue escénico, absorbiendo la atención del público desde el momento que pisa el escenario. El espectáculo visual interpretado por Edu fue también una de las escenas sobresalientes de la noche. Las luces, vestuario y música fueron una buena combinación. Lo más sorprendente de la noche fue la sobresaliente y exquisita caracterización de Janelis Ramírez como Lilith, su cautivadora danza y desenvolvimiento corporal la marcó como una de las revelaciones de esa producción. Fue un memorable momento que impactó al público presente.

Es importante mencionar que la selección de música grabada al igual que la incorporación de músicos en vivo fue un acierto para Edu. El vestuario también como antes mencioné es un deleite visual, aunque no se si fue un descuido o fue intencional la combinación de la cultura árabe y la indu.

Las actuaciones, bailes y libreto en esta ocasión me dejaron deseando un trabajo más pulido. Ya que está fue una reposición de un espectáculo ganador de varios de los premios importantes en nuestro medio. Pero aplaudo la creatividad del director al crear este espectáculo.

Did you like this? Share it:

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login