Event

“LA CHICA DEL PARQUE” APLAUDIDA EN NUEVA SALA TEATRAL DEL BRONX

Details

En una producción limpia, con un escenario quasi minimalista, excepto por mínimos elementos exclusivos de un parque de vecindario, la Compañía Coquí Theater presentó el estreno en Nueva York de la obra del dramaturgo español Eduardo Viladés, “La Chica del Parque”, en La Casa de La Cultura Navarrete USA, en el marco del IX Festival de Monólogos Don Iván García Guerra. El director Raúl Rivera, que viene dando pasos cuidadosos en una tarea tan importante en el teatro como lo es la dirección, planteó un ritmo adecuado para esta obra de dos actores, pero de cinco personajes, ya que “La Chica del Parque” se desdobla constantemente en una nueva chica, cada vez que hace un mutis y luego reaparece, como por arte de magia, para traernos una nueva “ella”, completamente distinta al personaje anterior. Génesis Tavares, una actriz dominicana que ya hemos apreciado en apariciones teatrales en otras oportunidades, jugó sus papeles con mucho cuidado histriónico. Fue fuerte y decidida en la agente secreta, sumamente delicada en la joven romántica, de una soltura marcada en la modelo y en la mujer atribulada y al borde de la locura optó más por un tratamiento del personaje habitual que por buscar esos vericuetos que muestra una paciente en esas dramáticas circunstancias. Juan Manuel Sanabria como el constante enamorado, supo perseguir a cada uno de los personajes con tenaz obsesión y adaptar su cortejo a cada personaje que traía a escena la Tavares, con ágil expresión corporal y convincente actitud.

Es evidente que el español Eduardo Viladés otorga todo el peso de la obra en la actriz y el cuidado de la dirección se notó con más fuerza en generar efectos teatrales en la labor de la Tavares, logrando así una puesta interesante y balanceada. Con muy buena intención, el argentino Juan Manuel Sanabria busca en el movimiento generar muy buenos efectos escénicos que arropan muy adecuadamente a cada personaje que nos trae la actriz, quien llevó bien ese ritmo escénico que requiere lo sorpresivo que abunda en la propuesta de Viladés.
Todavía nos preguntamos si el autor de esta pieza asignó a una sola persona todos estos comportamientos que nos trajo Génesis Tavares a manera de un juego amoroso, o si cada personaje era algo que imaginaba el enamorado encontrar en ese parque… De todos modos, éste y varios otros puntos oscuros suelen ser muy efectivos para un espectador que busca llevarse consigo esos interrogantes que le harán pensar en la obra y su temática, mucho más allá de la caída del telón.

Un público cálido y amigable aplaudió muy efusivamente a los dos actores, Génesis Tavares y Juan Manuel Sanabria y luego al director y cabeza del Coquí Theater, ente productor de esta puesta, el actor, instructor y director de teatro, Raúl Rivera. No faltaron los entusiastas que se ubicaron al lado de los actores para plasmar varios selfies con sus celulares, una actitud que refleja aprobación de lo que vieron y deseo de llevarse consigo un recuerdo de lo que disfrutaron.
“La Chica del Parque” merece más presentaciones que estas dos ocasiones ofrecidas por este festival. El esfuerzo de ambos actores y la eficiente labor de dirección, merecen más puestas en escena en otros teatros que ofrezcan obras en español. Es hora que el teatro en español se organice como un ente que agrupe y promocione más obras que de otro modo, no son vistas por un público más numeroso, pese al tremendo esfuerzo de actores y directores.

Did you like this? Share it:

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login